sábado, 30 de abril de 2022

El niño que dijo ser Lady Di.

 No es muy normal que en un plazo de tiempo tan corto, alguien reencarne; recuerda el caso de la británica Jenny Cockell, que rencarnaó para encontrar a sus hijos aun vivos, ya ancianos cuando se produjo el encuentro.

Este es el caso del niño Billy Campbell, hijo de Lisa Campbell y del presentador televisivo  australiano David Campbell.

Todo empezó cuando un día,  el niño que teniendo dos años de vida, vio una fotografía de la princesa Diana y dijo "esta soy yo cuando era princesa"; podría haber sido una ocureencia infantil sin mayor trascendencia, pero comenzó a dar detalles de la  Princesa Diana que lamaron la atención por su verosimilitud.

El padre publicó una columna en la que narraba la creencia de su hijo en haber sido la princesa británica.

El niño dijo que tenía dos hijos y los reconoció, así coo reconoció el castillo de Balmoral describiendo su interior y dió detalles muy concretos en relación con la vida de Lady Di.

Dijo que tenía un hermano llamado John, algo que parecia no tener sentido y quitar veracidad a la narración del pequeño, sin embargo el niño tenía razón, Lady Diana tuvo un hermano llamado de esa manera y que murió un año antes de que ella naciera; esto proporciona fuerza a la narración del pequeño Billy.

Siendo malpensado, ¿pudo el niño ser influenciado por el padre para decir las cosas que dijo? Si no fuera porque la corta edad del niño, se podría pensar que pudo haber sido adoctrinado para dar esa información; gracias a la profesión del padre, el caso salió a la luz.

Sin embargo la vida tanto del padre como del niño continuó con su normalidad, no se aprecia por parte del padre, interés en divulgar más el asunto, por lo que queda como un fenomeno que llamo la atención de la familia, tanto como para que el padre lo diera a conocer como un suceso lo suficientemente extraño e interesante. 



Pero lo que me hace pensar en algo, ¿cuantos niños de esa corta edad tienen recuerdos y quedan como fantasias infantiles? ¿Si Billy no hubiera visto esa foto cuando tenía tres años,  que hubiera pasado con esos recuerdos? Posiblemente quedarían con el paso del tiempo, como ideas que serian olvidadas.

La fortuna, es que aquella primera fotografía en la que el niño se reconoció como la princesa, dió sentido a los recuerdos o ideas que el Billy tendría en su mente y no exteriorizaba; al ser interrogado por ello cuando emopezó a dar detalles, los recuerdos tuvieron cauce de transmisión.


   

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios estan moderados, serán publicados cuando sean aceptados, gracias