viernes, 29 de junio de 2018

Maximov Vasily Maksimovich (1844-1911)

 ¿Quién está ahí? 

Me gustan los cuadros en los que el pintor refleja con realismo las condiciones de vida de las gentes, me gusta observar cómo era el interior de las casas, porque dice mucho de la calidad de vida de las gentes, de las condiciones en las que su día a día se tenia que producir.
Éste cuadro está fechado en 1879 y el titulo del cuadro parece innecesario;  podemos imaginar  la tensión que vive una mujer que está sola en su cabaña, una "Isba" en el campo y que alterada por sonidos en el exterior coge un objeto de madera para tener algo de defensa y se acerca a la puerta, pregunta y espera una respuesta, ese es el momento en el que pintor nos pone a la mujer.

Maximov Vasily  tuvo una formación pictórica inicial  iconográfica en San Petersburgo, perfeccionándose con una formación más extensa en varios lugares.


Pintó muchos cuadros en los que se refleja la vida de las gentes sencillas, pero su estilo artístico en el que reflejaba  el realismo de la vida cotidiana, no le proporcionó los suficientes recursos económicos y hoy, sus cuadros son un documento estupendo para acercarse a esa época tan dura del XIX ruso.





El esposo enfermo 1881

En el  cuadro del Esposo enfermo,  se puede apreciar y sentir el drama que se acercaba a esa casa humilde en el caso de que el marido falleciera; la mujer ora ante la zona de iconos y es fácil imaginar que reza por su esposo y también por ella.
Tristes noticias del frente 

En éste cuadro la penumbra enmarca la tristeza de las personas pintadas en él; quizá recibiendo noticias de la guerra contra el Imperio Otomano, cuando Rusia estuvo apunto de conquistar Estambul, algo a lo que tuvo que renunciar para no tener un conflicto con países occidentales.



La mirada del soldado es desoladora, el peso de los recuerdos y el sufrimiento acumulado empujan su mirada hacia el suelo mientras, se supone, narra las experiencias en la guerra.

Las personas que le escuchan se ven afectadas por la narración del soldado, ella pierde su mirada en el vacío y el hombre, con su mano en el mentón también proyecta su mirada hacia el suelo.



Las guerras siempre son un mal negocio para los pobres.



El único maestro 



En los enlaces que hay al final de la entrada se puede acceder a más cuadros de éste pintor realista, es muy recomendable.



Más obras de Maximov Vasily
mirtesen.ru 
forum 

No hay comentarios:

Publicar un comentario